Saltar navegación
Contacto: (+34) 670 230 483

Usted está en: Inicio > Blog > Test de usabilidad y desarrollo ágil

Test de usabilidad y desarrollo ágil

Escrito por Dani Armengol Garreta el 1 Mar 2012

El desarrollo ágil es un enfoque de ingeniería de software que apuesta por períodos cortos de desarrollo, con mucha iteratividad y respetando la evolución de los requisitos a lo largo del proyecto. Ha tenido mucho éxito, pero no ha estado exento de críticas, como la que hizo Mike Gualtieri, un analista de Forrester, que se lamentaba que el enfoque fuera “centrado en el desarrollador” y no “centrado en el usuario”.

Sin duda, algunos de los métodos propios del diseño centrado en el usuario no parecen hacer buenas migas con las metodologías ágiles de desarrollo. ¿Un ejemplo? Los tests de usabilidad.

No estamos aquí para tirar piedras sobre nuestro propio tejado, somos defensores de los tests clásicos de usabilidad, presenciales y moderados, pero sabemos que requieren gran preparación, especialización y análisis, y no podemos negar lo innegable: a algunas empresas les es complicado adaptarse a este proceso, que puede resultar caro y lento para sus estándares de desarrollo.

Un plan de test inicia pruebas con participantes (2-5 días) y se obtiene un informe (1-4 semanas).

Pero “Hacer tests con un usuario es 100% mejor que no hacerlo con ninguno” decía Steve Krug en su libro “No me hagas pensar”... ¿No hay solución al problema? ¿No se pueden hacer tests de usabilidad en un entorno de desarrollo ágil?

Parece que necesitaríamos adaptar el método clásico a algo que:

  • Detecte rápido los problemas de usabilidad, sin grandes análisis ni informes.
  • Verifique las soluciones, permitiendo valorar si los problemas se han solucionado o no.
  • Facilite la toma de decisiones sobre los problemas, adaptándose así a los entornos ágiles.

Hace unos años un equipo del departamento de videojuegos de Microsoft, que por aquél entonces trabajaba en míticos juegos como Age of Empires, ideó un método que justamente se adaptaba a estas condiciones. El método lo bautizaron como RITE (Rapid Iterative Testing and Evaluation) y consistía en realizar:

  1. Test rápido, con uno o dos usuarios. En cada sesión participan observadores que tengan la capacidad de tomar decisiones sobre el producto. 
  2. Reunión de análisis e identificación de problemas. 
  3. Diseño e implementación de las soluciones que sean más evidentes para los problemas detectados. 
  4. Nuevo test rápido con problemas ya solucionados y con el objetivo de recoger más información para el resto de problemas detectados (menos claros o con soluciones menos obvias).

Un plan de test inicia pruebas con un par de participantes, se hacen cambios (1-2 días) y se repite el proceso.

Y así iterativamente.

El plan de test inicia un proceso que se repite de hacer pruebas y cambios.

El método es rápido, quizás incluso frenético, pero justamente eso le permite adaptarse perfectamente a cualquier entorno de desarrollo que tenga colgado en su pared el “Manifiesto por el Desarrollo Ágil de Software”.

Sí, Mike Gualtieri quizás tenga razón, y el manifiesto sea desarrollador-centrista, pero esto no excluye que quienes lo firman y profesan puedan usar también técnicas de diseño centrado en el usuario. Y desde aquí os animamos a hacerlo.

Y si necesitáis ayuda, el próximo martes hacemos un seminario de introducción a los tests de usabilidad. ¡Qué casualidad!




Últimos tweets de Usolab

  • Ups, parece que ahora mismo no podemos mostrar nuestros tweets.

Proyectos propios

Bankimia

Bankimia es un comparador de productos financieros.

Actualmente ofrece información sobre hipotecas, depósitos bancarios, cuentas y préstamos de 42 bancos y cajas.