Saltar navegación
Contacto: (+34) 670 230 483

Usted está en: Inicio > Blog > ¿El tiempo no es oro en el Metro de Madrid?

¿El tiempo no es oro en el Metro de Madrid?

Escrito por Dani Armengol Garreta el 5 Ene 2012

Metro de Madrid. Delante de la máquina de billetes. Acabo de seleccionar un billete para ir al aeropuerto y me aparece una nueva pantalla.

Tengo prisa, voy justo de tiempo para coger el avión, y en un primer vistazo no leo nada, mi atención se centra en una franja azul y cajas negras en la zona derecha de la pantalla, es lo que destaca visualmente, lo que me llama más la atención:

Una imagen borrosa muestra manchas negras encima una franja azul en la parte derecha. Parecen destacar visualmente.

Veo que puedo modificar el número de billetes, pero sólo quiero uno. Veo el precio y busco un botón de confirmación. Veo un botón cancelar y unas tarjetas. ¿Cómo confirmo mi selección? ¿Qué debo hacer en esta pantalla?

En la esquina superior derecha hay varios botones de idiomas. Debajo aparece el billete seleccionado y debajo el texto ‘Introducir importe’. En la zona derecha hay información sobre el número de billetes, precio e importe introducido.

Pese al tamaño del texto, realmente tardo unos segundos en ver el mensaje “Introduzca importe”. Y en ese momento lo entiendo: ya puedo pagar, no es necesario que haga nada adicional.

En Barcelona, donde resido, muchos kioscos funcionan igual: una vez seleccionado el billete ya puedes introducir el dinero o bien cambiar el número de billetes que deseas. Esto rompe una regla básica de diseño de kioscos: “una pantalla – una acción”, pero, a diferencia de otros casos, existe una justificación: permite sacar un billete de forma rápida a los usuarios habituales, que serán la mayoría en kioscos de este tipo.

Este funcionamiento, sin embargo, no impide dejar mucho más claro el objetivo principal de la pantalla para que los usuarios esporádicos no tengan problemas. ¿Cómo se podría mejorar? Pues, por ejemplo, podríamos:

  • situar la instrucción principal, “Introduzca el importe”, en la zona superior de la pantalla, de forma destacada, seguida del importe a introducir y las formas de hacerlo. 
  • mantener cierta visibilidad de la opción de cambiar el número de billetes así como una vinculación visual clara con el importe, pero sin convertirse en el punto focal inicial de atención. 
  • pasar a segundo plano elementos como los idiomas, situándolos por ejemplo en la zona superior derecha, de menor atención visual.

Es esencial que este tipo de cuestiones se tengan presentes en el momento de diseñar la interfaz, ahorrando así costes posteriores en realizar rediseños. Y tiempo a sus usuarios.

En el curso de diseño de kioscos y cajeros que haremos este febrero veremos varios de estos temas y realizaremos análisis como el anterior de interfaces de cajeros y kioscos de todo tipo. ¡Esperamos veros!




Últimos tweets de Usolab

  • Ups, parece que ahora mismo no podemos mostrar nuestros tweets.

Proyectos propios

Bankimia

Bankimia es un comparador de productos financieros.

Actualmente ofrece información sobre hipotecas, depósitos bancarios, cuentas y préstamos de 42 bancos y cajas.