Saltar navegación
Contacto: (+34) 670 230 483

Usted está en: Inicio > Blog > Investigación etnográfica sobre inodoros

Investigación etnográfica sobre inodoros

Escrito por Dani Armengol Garreta el 28 Dic 2011

Llevamos unas semanas haciendo observaciones etnográficas en lavabos públicos en las principales estaciones de tren de Tokyo y Osaka, en Japón. Observamos a los usuarios mientras utilizan el inodoro para determinar cómo se relacionan con su interfaz.

Como sabréis, en Japón coexisten dos tipos de inodoros: los asiáticos tradicionales y los occidentales. Estos últimos incorporan una serie de funcionalidades que van desde chorros de agua para mejorar la higiene hasta calefacción para evitar sentir el asiento frío al sentarse.

Inodoro japonés soltando un chorro de agua.

Un panel de control permite manipular varias de estas funcionalidades, como la temperatura, presión e inclinación del chorro de agua, pero la demanda de más funciones está provocando un incremento en la complejidad de estos mecanismos, por lo que deben replantearse las interfaces y mejorar su usabilidad.

Panel de control con más de 30 botones

La investigación etnográfica nos pareció inicialmente una buena técnica para determinar cómo utilizan los usuarios estos dispositivos, sin embargo estamos encontrando serios problemas para llevarla a cabo.

Por cuestiones legales, los usuarios observados deben firmar un consentimiento informado y estamos obligados a comunicarles que van a ser grabados mediante vídeo y audio. Para ello, básicamente lo que hacemos es esperar dentro del lavabo público y cuando vemos que alguien se dirige al excusado le abordamos preguntando si tiene un minuto.

Con el tiempo estamos aprendiendo a traducir el ritmo del paso del usuario. Los que se dirigen al excusado a cierta velocidad sabemos que no tienen un minuto, por lo que ya no preguntamos nada. Del resto, la mayoría se muestran inicialmente reticentes a ser observados y grabados. Los usuarios que aceptan ser observados y firman encantados acaban demostrando un sesgo de perfil preocupante.

En cualquier caso las observaciones realizadas empiezan a arrojar conclusiones interesantes:

  • La situación del panel de control dificulta su uso; en especial los controles que ajustan la presión, que en la mayoría de inodoros observados están situados demasiado hacia atrás como para ser manipulados adecuadamente. Usar dichos controles a veces obliga al usuario a apoyarse en una sola nalga, con la posibilidad que el chorro de agua acabe sin acertar.
    Panel de control lateral en un inodoro
  • Algunos inodoros incorporan una función de ruido ambiente: al pulsar un botón el recinto se llena de sonidos de pájaros o cataratas con el objetivo de aislar otro tipo de ruidos que puedan ser vergonzosos. En las observaciones muchos usuarios pulsan este botón por equivocación, lo que acaba siendo contraproducente, al convertir el sonido en una declaración de intenciones del uso que se hace del inodoro.
    Panel con varios botones. Uno es una nota musical azul con el texto "Flushing Sound" encima.
  • Algunos usuarios disminuyen la temperatura y aumentan la presión del chorro una vez han utilizado el inodoro. Sin duda el objetivo es gastar una broma al usuario siguiente, que si no comprueba los valores acabará notando un chorro de agua fría a presión en sus partes nobles. En estos lavabos públicos sería conveniente mantener siempre los valores predeterminados de temperatura y presión de “confort”.
    Esto no justifica que existan personas que se dediquen a hacer bromas sin gracia, hecho que desde Usolab desaprobamos firmemente, o casi. Especialmente en el día de los Santos Inocentes.



Comentarios (1)

elclerigoelclerigo dijo el 28 Dic 2011:

Ya que estáis podéis seguir por estas otras máquinas que también están en Japón. Estoy seguro que los usuarios que acepten realizar el estudio serán de un sesgo... diferente, sí.



Últimos tweets de Usolab

  • Ups, parece que ahora mismo no podemos mostrar nuestros tweets.

Proyectos propios

Bankimia

Bankimia es un comparador de productos financieros.

Actualmente ofrece información sobre hipotecas, depósitos bancarios, cuentas y préstamos de 42 bancos y cajas.