Saltar navegación
Contacto: (+34) 670 230 483

Usted está en: Inicio > Blog > Comprobantes que no son de recibo

Comprobantes que no son de recibo

Escrito por A. Fidalgo el 12 Sep 2011

A finales de agosto un compañero me mostró este ticket de un peaje de la autopista.

 recibo_avasa.png

Pasé por unos momentos de confusión, por no entenderlo, y luego de irritación. ¡Cómo es posible que se hagan las cosas tan mal! Después tuve unos minutos de transigencia, de pensar que seguramente no pudieron hacerlo mejor por problemas técnicos o son apaños a limitaciones heredadas (ver Inercia evolutiva en diseño)

En los comprobantes de banca ocurre algo parecido. A los usuarios les cuesta entenderlos: la información no está ordenada en función de los clientes, el lenguaje es técnico, etc. Por ejemplo, en la imagen inferior, el contenido de más interés para el usuario está en el pie del recibo.

 recibo_bankofamerica.jpg

En nuestro curso de diseño de cajeros y kioscos, presentamos el esquema de un justificante habitual y de una propuesta de rediseño.

En muchos comprobantes actuales hay elementos innecesarios, tanto a nivel de elementos gráficos no funcionales como de datos que no es imprescindible comunicar al usuario: por ejemplo, los asteriscos del literal de entidad o del pie de recibo, las rayas de los actuales datos de cabecera (fecha, hora, etc., que son un elemento secundario como para atraer tanto la atención con el subrayado), los cuatro dígitos del año (es comprensible con sólo los dos últimos), el signo + en las cantidades positivas, etc.

Además, también se utilizan en muchos casos tecnicismos y abreviaturas incomprensibles como “c/c”, “disp.”. Es cierto que se puede utilizar un lenguaje más preciso y técnico que en la pantalla, de manera similar a como hace el empleado en las oficinas, que utiliza la expresión “sacar dinero” en la operación de reintegro. Aunque el lenguaje utilizado en los papeles sea más formal.

Aún teniendo en cuenta que hay limitaciones técnicas de las impresoras y las restricciones de espacio en los cajeros, los justificantes actuales son un reflejo de diseños regidos básicamente por la tecnología, no centrados en las personas que lo van a utilizar.


recibo_cajero_estandar.jpg

 
Ordenar en grupos la información y jerarquizarla, además de mostrarla según las necesidades de los clientes, son alguna de las acciones posibles para mejorar los comprobantes.

Proponemos el siguiente esquema alternativo de flujo de unidades o grupos de información: 

  • Literal específico de entidad (nombre de la entidad)
  • Tipo de operación (el tipo de operación realizada por el usurario, con el literal “concepto” y luego el nombre de concreto de la operación)
  • Datos de la operación (datos concretos de la operativa realizada)
  • Resultados (datos de la situación en la que queda la cuenta después de la operación realizada, o el mensaje, de error o información, que se desea transmitir al cliente)
  • Número de tarjeta
  • Identificativos de operación (datos que identifican la operación, como fecha, hora, oficina, cajero y operación)
  • Pie de recibo (despedida del servicio y, si se considera, el nombre de la red) 

recibo_alternativo.jpg




Últimos tweets de Usolab

  • Ups, parece que ahora mismo no podemos mostrar nuestros tweets.

Proyectos propios

Bankimia

Bankimia es un comparador de productos financieros.

Actualmente ofrece información sobre hipotecas, depósitos bancarios, cuentas y préstamos de 42 bancos y cajas.