Saltar navegación
Contacto: (+34) 670 230 483

Usted está en: Inicio > Blog > Inercia evolutiva en diseño

Inercia evolutiva en diseño

Escrito por A. Fidalgo el 4 Mar 2011

Muchas personas se sienten defraudadas por los resultados de su esfuerzo cuando sale a la luz el proyecto en el que han estado trabajando: no se parece a lo que habían diseñado.

Pero salvo el caso de nuevas compañías que parten de cero, los diseños o nuevas propuestas están muy condicionados por la historia de la empresa, de su tecnología, de su cultura, de su personal, etc., por cómo han evolucionado hasta ese momento.

En muchas ocasiones, las nuevas propuestas de diseño o interacción tienen que actuar conjuntamente con otras antiguas. Por ejemplo, participé en un proyecto de banca electrónica hace unos años en el que convivían tres tecnologías que se habían ido superponiendo y que se encargaban de distintas operativas y funciones. El cliente no podía eliminar ninguna de las tres, porque implicaría una inversión de recursos en tiempo, dinero y formación que no se podía permitir. Además, nuestro cliente tenía que seguir dando respuesta inmediata a sus clientes, no podía parar y empezar de cero. Y estas tecnologías viejas implicaban limitaciones a nuestras propuestas de usabilidad y diseño.

Por eso, en la mayoría de las ocasiones no se puede implementar la mejor solución posible o la opción óptima a largo plazo, sino que lo nuevo tiene que convivir con lo antiguo. Y funcionar. Pero no sólo a nivel de tecnologías, sino que en una organización o empresa coexisten diferencias culturales, personas que tienen ideas muy diferentes, por ejemplo, sobre la usabilidad y el diseño. No se puede despedir a todo el mundo y hacer tabla rasa. Y son situaciones a las tenemos que hacer frente.

La evolución tiende a desplegarse con lo que ya existe: no parte de cero, si no que va realizando modificaciones, superponiendo un sistema nuevo encima de otro viejo, apoyándose en lo anterior.

Esto no implica ser acomodaticios sino que hay que plantear los diseños más ambiciosos, para dirigir la evolución hacia donde pensamos que debe ir.

Gary Marcus, autor de Kluge. La azarosa construcción de la mente humana diría que un sitio web o aplicación es un kluge, una solución o apaño evolutivo poco elegante a un problema.



Comentarios (3)

cacahuetcacahuet dijo el 7 Mar 2011:

Adaptarse es un arte. Tener la contención y la visión de futuro de hacia dónde puede dirigirse un diseño requiere además de mucha cintura y es, en definitiva, una necesidad en este mundo.

El tema es interesante, pero echo de menos más desarrollo. ¿Existe alguna forma de plantear de forma organizada, abierta (y sobre todo consensuada) estos procesos de "redirección" de diseños?

MiguelMiguel dijo el 17 Mar 2011:

Poco elegante pero tremendamente efectiva, como la propia mente humana. Quizás comprender las limitaciones que te imponen las circunstancias evolutivas permita rediseñar mejor. La evolución cuenta de forma no consciente con esas limitaciones porque sólo le interesa la efectividad. Los diseñadores a veces nos dejamos llevar por nuestro propio klug y olvidamos eso.

Pablo LlopPablo Llop dijo el 23 Mar 2011:

Las limitaciones concernientes a la evolución propia de la empresa para la que se está trabajando no hace más que delimitar el pliego de especificaciones pieza fundamental para un buen diseño.
Considero una ventaja y no un inconveniente el conocimiento de los límites con los que nos encontramos ya que de esta manera se alcanza el mejor diseño y este debe ajustarse a la realidad de la compañia.



Últimos tweets de Usolab

  • Ups, parece que ahora mismo no podemos mostrar nuestros tweets.

Proyectos propios

Bankimia

Bankimia es un comparador de productos financieros.

Actualmente ofrece información sobre hipotecas, depósitos bancarios, cuentas y préstamos de 42 bancos y cajas.