Saltar navegación
Contacto: (+34) 670 230 483

Usted está en: Inicio > Blog > Las malas influencias del iPad

Las malas influencias del iPad

Escrito por Dani Armengol Garreta el 9 Feb 2011

¿Debe preocuparnos la influencia en los sitios web de las interfaces para tabletas y smartphones?

Hace un par de meses las tendencias de diseño de las interfaces gestuales recibían un toque de atención por parte de Donald Norman y Jakob Nielsen, que firmaban en la revista Interactions un artículo llamado “Gestural Interfaces: A Step Backward In Usability”.

En el artículo se criticaba cómo algunos principios básicos de usabilidad y diseño de interacción se están dejando de lado en el diseño de este tipo de aplicaciones.

Lo que podría ser un caso aislado, fácil de mantener en cuarentena, parece estar propagándose. Diseñadores de todo el mundo empiezan a aplicar estas tendencias a sitios web.

El último ejemplo que conocemos es el rediseño de los blogs de Gawker Media, que incluye los conocidos LifeHacker, Gizmodo o Kotaku, cuyo nuevo aspecto e interacción, recuerda, y mucho, al reciente rediseño de Twitter o a cualquier aplicación para iPad.

Páginas de inicio de Kotaku y Lifehacker con una foto grande y un post destacado

Por si no los conocéis, los blogs de Gawker Media están dirigidos a gente joven, techies principalmente, acostumbrados a estar a la última en tecnología y a pelearse con nuevas interfaces constantemente. Sin embargo es curioso ver cómo Twitter o los comentarios de sus blogs se han llenado de críticas negativas sobre la dificultad para acceder a los posts, la imposibilidad de echar un vistazo rápido a las novedades, lo lento que resulta navegar, etc.

¿Son fundadas estas quejas? ¿O sólo son fruto de nuestro habitual rechazo al cambio?

Si damos un vistazo al rediseño vemos que, efectivamente, hay fundamento. Principios básicos de usabilidad web se rompen aquí y allá, quizá con la excusa de favorecer la estética del sitio y ofrecer una interacción novedosa, pero creando claros problemas.

En Gawker han optado, por ejemplo, por utilizar barras de estilo metálico que recuerdan mucho a las vistas en algunas tabletas. Utilizan un diseño minimilista y estéticamente agradable, pero… ¿cómo funcionan? ¿qué textos son pulsables?

Barra de navegación con varias textos e iconos

“Top story” puede parecer un enlace y “Latest” un título del contenido que hay debajo. Pero no: el primero no es pulsable y el segundo sí. Curiosamente “Login” vuelve a ser pulsable, por lo que parece que el uso del color es más fruto del azar que de cualquier razonamiento de diseño, crítica que también están recibiendo muchas interfaces de tabletas.

En el pie de la página hay otra de barra de navegación tipo breadcrumb. ¿Qué es pulsable?

Barra horizontal con un texto que indica post siguiente

“Next post” junto con el título “Distractions User LastPass […]” es un enlace único, pese a las diferencias de color de la tipografía y el indicador de jerarquía entre un elemento y otro.

La columna lateral derecha parece también copiar de tabletas u otros dispositivos gestuales: permite ver la lista de últimas artículos pero carece de barra de desplazamiento. Sólo se puede hacer scroll mediante la rueda del ratón o pulsando en los botones de la parte superior e inferior.

Columna con varios títulos de posts separados por líneas

Pueden parecer detalles, y lo son, pero conjuntamente están mermando sin ninguna duda la experiencia de los usuarios en los blogs de Gawker Media. Y parece que los responsables lo saben, ya que sin ir más lejos, mientras escribimos estas líneas, la página de inicio de LifeHacker ha incorporado una flecha verde gigante que pretende ayudar a los usuarios a entender que deben navegar por los artículos mediante la barra derecha, en lugar de por la zona central como es habitual en los blogs.

Flecha verde gigante apuntanto a la columna de navegación

Hay mucho que aprender de las tabletas y smartphones, pero parecen ser las malas prácticas que describían Norman y Nielsen las que se están propagando, como si de un virus se tratase, a otras interfaces. ¿Podemos evitar más contagios?



Comentarios (4)

Carlos D.Carlos D. dijo el 9 Feb 2011:

Excelente artículo.
Claro, la tendencia ha sido crear un sitio web para navegadores en computadoras y una versión para móviles. Es lógico que para teléfonos o smartphones se maximice el espacio eliminando o reduciendo barras para que los usuarios tengan una mayor área de trabajo, pero si lo hacemos al contrario (diseño para teléfonos a computador) la cosa cambia y da como resultado los llamados de atención en cuanto a usabilidad se refiere.

cacahuetcacahuet dijo el 25 Feb 2011:

Me ha llamado la atención de este artículo porque enlaza con la que, tristemente, ha sido mi labor estos últimos meses.

Imaginad un interfaz de gestión complejo sin parámetros definidos pero poblado de información cruzada y formularios complejos, todos ellos enlazados en un entorno web. Sumad a esto a esto una inexistente definición del servicio y de casos de uso siquiera y añadid una petición expresa en un briefing sin ningún sentido: "Me da igual cómo lo hagáis, pero que sea como un ipad"

Sin querer discutir las virtudes del dispositivo en su contexto, y defendiendo a muerte el despliegue de cualquier servicio en este tipo de dispositivos móviles adaptando siempre la interfaz al entorno, el riesgo de parir un monstruo (no deseo perder mi trabajo) es enorme.

Hoy veo a mi criatura y es un ser horrendo. Quiere ser algo en un entorno que no es el suyo. Es bonito, como parte de lo que enseñáis en este post, pero poco útil y...con un manejo extraño cuando comparte espacio con sus vecinos en la red.

El problema, al final, está en el origen; en la falta de información y si se me permite decirlo, de intuición . Pretender imponer una interacción a la fuerza en un medio con un lenguaje propio y muy avanzado es un juego peligroso y arriesgado que únicamente impide completar las tareas que el sistema pretende facilitar. Imponer un modelo a un requisito funcional es aún peor. Es algo que hasta la fecha no me había encontrado. Lamentablemente, y como sucede con todo lo nuevo, hay quienes no saben distinguir entre el juego y lo útil (que lo hay).

¿El futuro? Quiero pensar que parte de las ideas que contiene el cacharro son en parte arrastrables al mundo web. Probablemente con el tiempo el efecto sorpresa de toda esa nueva forma de entender una interfaz se vaya atenuando y todo quede en su sitio. Debemos favorecer el enriquecimiento mutuo en la forma de entender el diseño de la interacción; debemos construir e imaginar nuevos modelos y avanzar, pero con cabeza. Lo difícil aquí será tener siempre presente el "porqué" de lo que hacemos; trabajar cada nueva idea con sumo cuidado y dejar que nuestra imaginación cree sabiendo que nuestros usuarios comienzan a aceptar otros modelos mentales. Es nuestra responsabilidad, y no de otros, que estas malas prácticas no se extiendan (y lo dice alguien que, a la fuerza, ya ha caído en ellas).

Alejandro KarpiciusAlejandro Karpicius dijo el 4 Mar 2011:

Muy buen artículo Dani.
Hay que seguir trabajando y mucho en estas cuestiones. No todas las interfaces sirven para todos los dispositivos. Un mismo diseño único para la amplitud de dispositivos que tenemos hoy en día, parece ser también un problema común.
Saludos.

Álvaro EmparánÁlvaro Emparán dijo el 29 Mar 2011:

Muy buen articulo, creo que el problema trasciende más, cuando consideramos que los teléfonos son más pequeños, y no todos tenemos dedos delgados, por tanto, el utilizar tantos botones, que de paso no quedan claro si se puede pulsar o no, dificulta aún más tener una buena experiencia al entrar a un sitio o aplicación desarrollada para un dispositivo móvil. Creo que es deber de los diseñadores, utilizar la estética a favor de una buena experiencia del usuario al utilizar las aplicaciones desarrolladas para dispositivos móviles. Considerando que el mouse, está siendo reemplazado por un puntero más grande, nuestros dedos. Que dicho sea de paso, es mucho más grande que la flechita.
Saludos.



Últimos tweets de Usolab

  • Ups, parece que ahora mismo no podemos mostrar nuestros tweets.

Proyectos propios

Bankimia

Bankimia es un comparador de productos financieros.

Actualmente ofrece información sobre hipotecas, depósitos bancarios, cuentas y préstamos de 42 bancos y cajas.