Saltar navegación
Contacto: (+34) 670 230 483

Usted está en: Inicio > Blog > El diseño en la democracia

El diseño en la democracia

Escrito por Dani Armengol Garreta el 15 Mar 2010

La red se va haciendo eco, poco a poco, de los resultados de las elecciones  colombianas de ayer domingo: más de un 10% de los votos fueron declarados nulos y parece ser que la usabilidad del sistema de votación tuvo mucho que ver.

En estas elecciones se realizaban tres votaciones y se podía participar opcionalmente en otras consultas. Los votantes debían utilizar varios tarjetones como el de la siguiente imagen, que publica el sitio web Colombia.com (los números y flechas no forman parte del tarjetón).

Dos bloques presentan varios cuadros con logos y números

El tarjetón funciona de la siguiente forma: los votantes pueden utilizar la “Parte A” o la “Parte B”, según si desean votar la “circunscripción nacional” o la “especial para comunidades indígenas”.

Si votan la “Parte A”, deben marcar un partido en la parte superior y, en el caso que sea un partido con “voto preferente”, marcar un número en la parte central, que corresponde al candidato preferente de la lista elegida.

Existen multitud de problemas en este proceso que pueden desencadenar un voto nulo. Veamos los principales:

  • No se sabe, a simple vista, la diferencia entre los bloques “Parte A” y “Parte B”. Los títulos de estos bloques están centrados, en mayúsculas y sin destacar palabras clave, afectando a su legibilidad y por ende a la comprensión de qué es cada uno. Si los ciudadanos votaban en ambos bloques, su voto era nulo.
  • Aunque apenas se aprecia en la imagen, debajo de cada logo se indica si el voto es “preferente” o “no preferente”, es decir, si es necesario elegir un candidato de la lista del partido. Esta indicación sin duda es insuficiente, pudiendo pasar desapercibida. Parece ser que el problema que anuló más votos fue no marcar un candidato de preferencia.
  • El uso de un tarjetón común para todos los partidos impide que los números de candidatos se puedan acompañar de su nombre y foto. Los números no son reconocibles, obligando a los votantes a recordar la relación que hay entre número y candidato o bien consultarlo en un documento en las urnas. Algunos usuarios, conscientes a priori de esta dificultad, parece ser que acababan olvidando  marcar el partido una vez resuelto el problema de conocer y marcar el candidato.
  • A la hora de seleccionar los partidos y los candidatos no existe una zona o casilla dónde escribir. Los usuarios de este tarjetón no tienen ningún indicio visual de qué deben marcar y, además, no saben dónde ni cómo hacerlo: ¿se debe tachar el logo del partido? ¿hacer un círculo? Algunos votantes sin duda preferirán hacer una pequeña cruz al lado del logo de su partido, pero apenas hay espacio para ello y los votos se anulan cuando no se puede determinar de forma clara qué partido se ha votado.

No es la primera vez que escribimos sobre este tipo de problemas en unas elecciones. Hablábamos hace un tiempo de un caso parecido en Escocia y por todos son conocidos otros ejemplos sonados como el caso Bush vs Al Gore en Florida en el año 2000.

Sin duda, estos problemas de diseño influyen en “desdemocratizar” tristemente la democracia.

Actualización: Los lectores nos aclaran en los comentarios que algunos de estos problemas no dan lugar a voto nulo. Nos indican también otra cuestión que no habíamos comentado: la disposición de los números (12 por fila en lugar de 10) dificulta la localización del candidato preferente. Y nos plantean una pregunta: ¿hay números más “sexys” que otros?



Comentarios (5)

Carlos ThCarlos Th dijo el 15 Mar 2010:

Al votar por una lista con voto preferente NO es NECESARIO marcar un número. Si un jurado marcó como nulo tal voto no es problema de usabilidad sino de capacitación del jurado.

Caso contrario: marcar un número en una lista cerrada no debe invalidar el voto (no, al menos, cuando yo tomé la capacitación de jurado hace cuatro años). La marca extra símplemente debe ignorarse.

juglar del zipajuglar del zipa dijo el 15 Mar 2010:

Carlos tiene razón: en el caso de voto preferente el voto era válido únicamente marcando el emblema del partido. Y en caso de lista cerrada el voto debería ser válido aun si alguien marcó un número. No sé si esto que sugiero se había considerado como una regla a la hora del conteo.

Es importante tener en cuenta que esta tarjeta electoral traduce la reforma electoral del 2003 en la que se buscó fortalecer y disciplinar los partidos. Las tarjetas usadas anteriormente eran voluminosas, llenas de páginas, de fotos, números y nombres, reflejo de un sistema en que cada candidato era una lista. Pero el porcentaje de votos nulos fue de 3,4 la última vez que se usó este método en 2002. El de las elecciones de 2006 fue 11% y este año ya supera el 10%.

Hay dos diferencias entre el sistema actual y el anterior y es que hay un paso más, justamente el que exige marcar primero un partido y después, si se quiere, el número.

Este es por supuesto un problema de usabilidad pero no de los que se tratan como "no me hagas pensar". Quiero decir que aquí se supone que el elector está manifestando una decisión que ya tomó, que la tarjeta no es un mapa para ayudar a decidir. Así que, habiéndose informado sobre el partido y el candidatos de su preferencia, pasando por cómo usar esta herramienta, el elector lo manifiesta. Toda la publicidad era muy enfática señalando y reforzando ambos pasos.

Lo de las secciones de la tarjeta puede ser más confuso, más si además tiene información redundante pues los números que se eligen para la circunscripción nacional son de 1 a 100 mientras que los de la especial van del 201 al 203. Si se diferencian, podría suponerse, no deberían anularse.

El millón de votos nulos sin duda sería una excelente muestra para conocer las falencias del sistema. Sin embargo, por ley, pasan a mejor vida. Tal vez la Registraduría podría ordenar tomar una muestra por cada mesa. Sin embargo es claro que a la tarjeta no le hicieron ninguna prueba. ¿Y nadie piensa en saber quién es el encargado de eso?

juglar del zipajuglar del zipa dijo el 16 Mar 2010:

aquí hice este diagrama sobre las zonas calientes de la tarjeta, con los datos de la votación: http://www.flickr.com/photos/juglardelzipa/4436361973/

DaniDani dijo el 16 Mar 2010:

¡Gracias Carlos Th y juglar del zipa por la aclaración y aportaciones!

FranciscoFrancisco dijo el 9 Abr 2010:

En España también tienen tela las papeletas al Senado.

De hecho para las próximas elecciones se debería pedir que cambiasen su diseño.



Últimos tweets de Usolab

  • Ups, parece que ahora mismo no podemos mostrar nuestros tweets.

Proyectos propios

Bankimia

Bankimia es un comparador de productos financieros.

Actualmente ofrece información sobre hipotecas, depósitos bancarios, cuentas y préstamos de 42 bancos y cajas.