Saltar navegación
Contacto: (+34) 670 230 483

Usted está en: Inicio > Blog > 1+1=3 o cómo aumenta de forma exponencial la complejidad de un diseño

1+1=3 o cómo aumenta de forma exponencial la complejidad de un diseño

Escrito por A. Fidalgo el 29 May 2009

Las deficiencias de la señalización en las carreteras son la causa de entre un 5 y un 10% de los accidentes según el artículo Cuando las señales nos traicionan, de El País del sábado pasado. Comenta que los expertos recomiendan espaciar las indicaciones para dar tiempo al conductor a asimilar los mensajes, para que no ocurra lo de la imagen siguiente.

Señales de tráfico

 

Uno de estos expertos comenta que ”el exceso de información genera en el automovilista un 'estrés perceptivo, que le aturde y le arrebata la atención debida a lo que ocurre a su alrededor'. Por eso, distintas investigaciones llevadas a cabo aconsejan no incluir en un mismo panel informativo más de cinco mensajes y evitar la concentración de señales en un único poste”.


El exceso de información o elementos también tiene consecuencias negativas en las interfaces de una web o aplicación. Las tiene tanto a nivel de presentación de la información como de interacción del usuario con ella. Veámoslo.


¿Cuántas líneas hay en esta imagen?

Linea visual simple

 

Una sola. ¿Y en esta otra?

Línea visual compleja

 

¿Dos? En lugar de dos, aparece una nueva línea. Un tercer elemento emerge entre los dos. Como dice Edward Tufte, en su libro Envisioning Information, 1+1=3. El espacio en blanco entre los elementos se activa generando algo nuevo.

Cuando añadimos algún componente (una línea, una palabra, una imagen, etc.) en una página o pantalla, no se suma un solo elemento, si no que se multiplica. Por lo que, es necesario tener cuidado y pensárselo antes bien para no introducir ruido visual y hacer más difícil su visualización y comprensión.

Pero no es sólo la presentación la que se ve afectada por la complejidad, si no también la interacción.


Andrei Herasimchuk, en su artículo "Interface Design Issues #06: The complexity principle", en Design By Fire, ahora no disponible en la red, se pregunta cuánto más compleja es la segunda opción respecto de la primera, de las mostradas aquí.

Uno podría decir que es 3 veces más compleja. En el primer caso hay una opción y en el segundo 3. Sin embargo, es 4 veces más complicada.

¿Por qué? Según el autor la complejidad no aumenta sumativamente sino exponencialmente respecto al número de componentes que se ofrecen. Por ejemplo, en el primer caso el usuario tiene dos opciones: seleccionar chocolate o no chocolate. Es decir, que puede marcar la casilla de verificación (check box) o no marcarla. Por lo que hay 2 posibles estados. ¿Pero cuántos hay en el segundo caso? Hay 8 estados posibles, por lo que es 4 veces más compleja.

Selección de elementos compleja

El esfuerzo cognitivo que tiene que hacer el usuario en su interacción es bastante mayor.

Cuando introducimos elementos, no estamos pues sumando si no multiplicándolos. Como comenta el autor, añadir un botón, un icono, un enlace, un texto o cualquier otro elemento no es sólo sumar esos elementos si no que el diseño se multiplica de forma exponencial. Lo sintetiza en la ecuación:

Formula de complejidad

Scott Jenson, de Google, señala en su artículo Edward Tufte’s 1+1=3 otro aspecto de la complejidad en la interacción. Comenta lo que le ocurrió cuando estaba en un ascensor. Justo cuando la puerta comenzaba a cerrarse con él dentro, vio correr a una mujer hacia el ascensor. Él, con la intención de abrir la puerta para permitir la entrada de la mujer, intentó pulsar el botón de “abrir la puerta” con la mala fortuna de pulsar el de “cerrar la puerta”. La mujer vio cómo él pulsaba el botón, considerando que lo había hecho a propósito.


Pensando en ello vio la razón de su error en el diseño de los botones.

Botones de ascensor

En una fracción de segundos tuvo no que pulsar un botón si no decidir entre dos botones similares, el de abrir y el de cerrar. Comenta el autor que si hubiera habido un solo botón, la selección hubiera sido clara. Pero al haber dos, a la manera del 1+1=3 de Tufte, emerge un tercer objeto: el esfuerzo cognitivo para captar visualmente, comprender y elegir el botón correcto.


Esta carga adicional es la que tendrá el usuario al ver una interfaz que tenga elementos complejos. Cuantos más componentes tenga, mayor análisis visual y esfuerzo cognitivo deberá realizar. Añadir objetos por que sí aumentará exponencialmente este esfuerzo y, en algunos casos, la posibilidad de cometer errores.


Hay que ser, pues, precavidos, porque la introducción de elementos gratuitos o decorativos, implicará un mayor esfuerzo de visualización de los usuarios y un aumento de su trabajo en la toma de decisiones. El espacio en blanco en una interfaz, el que muchos responsables de desarrollo o negocio ven como espacio desaprovechado, tiene una importante función. Su relleno porque sí tiene consecuencias negativas y un coste por que aumenta la complicación innecesaria.

Etiquetas: ,



Comentarios (6)

Ignacio PastorIgnacio Pastor dijo el 29 May 2009:

Muy buen post Armando!

Aquí siempre tenemos problemas para convencer que "menos es más". Hay una confusión entre intentar dar demasiada información y no la que se ajuste al comportamiento más predecible.

Gracias por darnos una rgumento tan bueno apra nuestra próxima reunión con SEO y Diseño :)

Dani SeubaDani Seuba dijo el 29 May 2009:

Sinceramente mi más sincera enhorabuena, por el artículo y por la bibliografía (por no poner links que queda peor)
Gracias :)
No se si has leído el libro de John Maeda sobre las leyes de la simplicidad (supongo que sí) porque es muy interesante como se basa también este tipo de argumentos.

Daniel PonteDaniel Ponte dijo el 29 May 2009:

Me ha encantado este post. Enhorabuena ya que se puede aplicar a muchos aspectos; en mi caso a los ppt que estoy todo el día con ello.

daviddavid dijo el 29 May 2009:

Genial post Armando, estás en plena forma ;-)
Estoy con Dani, también recomiendo el libro de John Maeda, una lección de simplicidad, el porqué es tan importante el "less is more".

Esto que parece tan fácil de entender en el diseño de interfaces, el "menos es más", es complicado aplicarlo en una empresam, hace falta mucho apoyo de dirección y evangelizar constantemente. Todo el mundo quiere que su producto / servicio esté destacado, antes que el otro, cuantas más opciones mejor, opciones avanzadas a tope...aaaaaaarg !

Saludos Armando,

FranciscoFrancisco dijo el 30 May 2009:

Buenísimo post.

Gracias

SergioSergio dijo el 1 Jun 2009:

El vacío a veces no es una carencia...

Genial.



Últimos tweets de Usolab

  • Ups, parece que ahora mismo no podemos mostrar nuestros tweets.

Proyectos propios

Bankimia

Bankimia es un comparador de productos financieros.

Actualmente ofrece información sobre hipotecas, depósitos bancarios, cuentas y préstamos de 42 bancos y cajas.