Saltar navegación
Contacto: (+34) 670 230 483

Usted está en: Inicio > Blog > Diseño defensivo en formularios

Diseño defensivo en formularios

Escrito por A. Fidalgo el 3 Feb 2009

Dado que los errores son inevitables en todos los diseños de interfaces, es necesario elaborar una estrategia de diseño defensivo para reducir y minimizarlos o para corregirlos y poder continuar con la tarea que el usuario estaba realizando.

Los autores del libro Principios universales de diseño, resumen los criterios que deben tenerse en cuenta a establecer esta estrategia de prevención y recuperación de los errores.

  • Buenas adecuaciones (affordance): las características físicas del diseño deben comunicar su correcta utilización. En los ejemplos siguientes, en el primero la misma forma del control transmite la estructura de los datos solicitados, mientras que en el segundo el formato de los datos esperado no es evidente por su aspecto.

    Cajas de texto con affordance

     

  • Acciones reversibles: la acción o acciones del usuario se pueden deshacer si se produce un error o si la atención o interés de la persona cambia. En algunas ocasiones puede realizar acciones de forma accidental o sin prestar la suficiente atención, como borrar un archivo, que pueden tener consecuencias no deseadas. Cuando sea posible es conveniente permitir “deshacer” la acción, volver atrás, como en la imagen inferior, en la que Gmail posibilita la recuperación de un correo electrónico borrado enviado a la papelera, quizás por un descuido al pulsar un botón. Dar la oportunidad al usuario de pensárselo dos veces transmite, además, la protección de errores importantes y favorece la exploración por una web o aplicación, sin temor a acciones irreversibles.

    Mensaje de Gmail que permite deshacer una acción realizada

     

  • Redes de seguridad: es un instrumento o proceso que minimiza las consecuencias negativas de un error catastrófico. En el ejemplo siguiente, si el ordenador se apaga accidentalmente trabajando con el programa Office Word o si éste se cierra inesperadamente, cuando se vuelve a abrir el programa, este ofrece el documento tal como se encontraba en el momento de la interrupción, reduciendo la pérdida de la información y minimizando posibles graves consecuencias.

    Recuperación de documentos de Office Word en una interrupción del programa

     

  •  Confirmaciones: verificar las interacciones antes de poder realizar acciones importantes o peligrosas. Es necesario informar a los usuarios sobre las acciones que sean comprometidas para que sea consciente de la acción, que será irreversible si se continúa. En el ejemplo siguiente, se avisa de que el correo que se va a enviar no tiene “asunto”, por si el usuario lo ha olvidado y desea introducirlo.

    Mensaje de confirmacion de Gmail de correo sin asunto

     

  • Advertencias: avisar mediante mensajes o alertas de un peligro inminente reduce al usuario la posibilidad de cometer errores o realizar acciones no deseadas. Por ejemplo, en el mensaje inferior el navegador previene al usuario de que el sitio que va visitar no es seguro y le advierte de posibles peligros.

    Mensaje de certificado de seguridad de un sitio web

     

  • Ayudas: ofrecer información que ayude en operaciones básicas, conflictos y en la superación de errores. Por ejemplo, como se muestra en la imagen inferior, es conveniente ofrecer una frase o ejemplo que explique los datos que se solicitan en un formulario, especialmente si los datos requeridos pueden no ser claros para todos los usuarios. Esto evita que intenten adivinarlos y comentan errores.
    Ayudas para rellenar un campo de texto de un formulario

 

Como dice D. Norman, el enfoque adecuado en el diseño de interacción no es pensar que hay errores y comportamiento correcto, sino que la interacción es una actividad, un diálogo entre la persona y el ordenador, en la cual pueden surgir malentendidos por ambas partes. Y lo que hay que hacer es protegerse contra ellos mediante una estrategia defensiva contra errores adecuada.



Comentarios (2)

alecuar -  consultor de usabilidad aplicaciones especializadasalecuar - consultor de usabilidad aplicaciones especializadas dijo el 4 Feb 2009:

Respecto a este interesante artículo me gustaría comentar la otra cara de la moneda.

Frente a las buenas prácticas propuestas surge en ocasiones el exceso de celo. Habitualmente veo aplicaciones de trabajo que requieren cierta agilidad, dada la edición masiva de datos, cargadas de ventanas de solicitud de confirmación frente a cada una de las acciones, lo que puede llevar a un rechazo importante por parte del usuario que ve cómo aumenta el tiempo que necesita para realizar una acción que reitera en una misma sesión innumerables veces.

Un enfoque excesivamente proteccionista frente a la prevención de errores, en algunas ocasiones va en detrimento de la operatividad de la aplicación. Por tanto, creo que es vital a la hora de identificar las necesidades de confirmación de acciones, evaluar la agilidad esperada por el usuario, evitando aplicar este tipo de criterios de forma genérica.

Diego CanoDiego Cano dijo el 4 Feb 2009:

La petición de confirmación y el "deshacer" son dos soluciones distintas para el mismo problema. Personalmente optaría por la segunda siempre que sea posible: el caso poco frecuente ("no quería hacer eso") es el que debería ser penalizado, frente al frecuente. Esto depende, por supuesto, del contexto y del usuario.

Respecto al diseño defensivo, recomiendo este libro:

http://www.amazon.com/Defensive-Design-Web-improve-messages/dp/073571410X

Muy muy práctico, y muy útiles sus checklists.

El diseño defensivo en formularios es bastante habitual, pero a mí me parece interesante su aplicación en otros puntos. Por ejemplo, en la página del error 404. Chequear los logs para ver los 404 más frecuentes, de manera que podamos programar que cuando se produzcan redirija a la página correcta u ofrecer alternativas.



Últimos tweets de Usolab

  • Ups, parece que ahora mismo no podemos mostrar nuestros tweets.

Proyectos propios

Bankimia

Bankimia es un comparador de productos financieros.

Actualmente ofrece información sobre hipotecas, depósitos bancarios, cuentas y préstamos de 42 bancos y cajas.