Saltar navegación
Contacto: (+34) 670 230 483

Usted está en: Inicio > Blog > Muchos pocos mejor que pocos muchos

Muchos pocos mejor que pocos muchos

Escrito por Dani Armengol Garreta el 19 Jun 2007

La ley de Amdahl dice, entre otras cosas, que una pequeña mejora, sea del tipo que sea, en una parte grande de un sistema puede ser preferible, globalmente, que una gran mejora en una parte pequeña.

El origen de esta ley se encuentra en la computación paralela, pero puede ser extrapolada a teoría de sistemas en general y tiene aplicación práctica en ingeniería de usabilidad.

En una interfaz de cualquier tipo nuestro objetivo siempre es mejorar la experiencia de uso de todos sus usuarios, pero en muchas ocasiones lograr este objetivo es complicado: mientras para un tipo de usuario una aplicación puede resultar muy eficiente, para otro tipo de usuario, con un comportamiento distinto, puede ofrecerle una experiencia nefasta. En estos casos, cuando debemos elegir entre varias alternativas de diseño y ninguna nos parece óptima, la ley de Amdahl nos puede ayudar.

Un ejemplo práctico: una aplicación de un centro de salud tiene dos funcionalidades principales, una es la creación de fichas de nuevos pacientes, tarea que se realiza unas 20 veces por día, y otra es la consulta de dichas fichas, que se hace unas 380 veces por día.

Después de analizar la usabilidad de la aplicación se encuentran claras deficiencias en ambas funcionalidades. Se plantean unas mejoras y, una vez prototipadas y testeadas con usuarios, se observa que con ellas se puede triplicar la eficiencia de la primera tarea (creación de fichas de nuevos pacientes), mientras que sólo se puede mejorar en un 50% la segunda funcionalidad (consulta de fichas).

El equipo técnico que debe realizar las mejoras nos dice que sólo hay recursos para una de ellas, no importa cuál. ¿Qué mejora debemos elegir?

Si se mejora mucho la funcionalidad menos utilizada, según la ley de Amdahl, el incremento que obtenemos finalmente en eficiencia global de uso del sistema es de únicamente un 7,14% (es decir, prácticamente no hay provecho). Hacer pequeñas mejoras en la funcionalidad más utilizada, en cambio, supone un incremento en eficiencia de un 42,8% (si antes el usuario medio pasaba una hora al día con el sistema, ahora pasará menos de tres cuartos de hora).

No siempre se pueden cuantificar los datos de forma tan precisa, pero en muchas ocasiones la ley de Amdahl, aunque sea sólo conceptualmente, puede facilitar algunas decisiones de diseño. Siempre teniendo muy presente, eso sí, que es únicamente un criterio más a tener en cuenta y que pueden existir otros más importantes en cada caso.




Últimos tweets de Usolab

  • Ups, parece que ahora mismo no podemos mostrar nuestros tweets.

Proyectos propios

Bankimia

Bankimia es un comparador de productos financieros.

Actualmente ofrece información sobre hipotecas, depósitos bancarios, cuentas y préstamos de 42 bancos y cajas.