Saltar navegación
Contacto: (+34) 670 230 483

Usted está en: Inicio > Blog > He leído y acepto las condiciones

He leído y acepto las condiciones

Escrito por Marc Sanmartí el 8 Mar 2006

Cuando cumplimentamos un formulario de alta de un servicio en la web, existe un apartado donde el usuario manifiesta su conformidad con las condiciones de uso o contratación. Para muchos usuarios, se ha convertido en una práctica habitual, aceptar estas condiciones sin siquiera leerlas.

Varias razones pueden llevar a los usuarios a aceptar las condiciones de una forma tan espontánea: la confianza del usuario con la empresa, la forma en que se implementa el apartado, etc.

Navegando por la red, he encontrado cuatro formas distintas de diseñar el apartado de aceptación de las condiciones.

  1. Se vincula la aceptación de las condiciones con el botón de continuar. Probablemente pocos usuarios se pararán a leerlas.


  2. Se usa un chekbox. El usuario ha de procesar la información que se le muestra para decidir si ha de seleccionarlo o no, con lo que la aceptación se hace más presente.


  3. Se informa de las condiciones en el mismo formulario. Esto permite a los usuarios leer estas condiciones sin tener que desplazarse a otra página, facilitando así su acceso, aunque su lectura puede dificultarse si no se proporciona el espacio suficiente.


  4. El apartado de aceptación se presenta al principio del formulario. Si se intenta seleccionar el chekbox sin haber abierto previamente el enlace “condiciones de servicio” (ver cuadro en rojo de la siguiente imagen) aparece un mensaje de error.



Parece evidente que no existe un estándar a la hora de diseñar este componente. ¿Cuál de las anteriores alternativas te parece más acertada? ¿Conoces alguna que sea mejor?



Comentarios (3)

Jordi SánchezJordi Sánchez dijo el 9 Mar 2006:

Puede que, en este caso, la pregunta previa que haya que hacerse sea "¿la alternativa más acertada para conseguir qué?".

Porque se me ocurren, como mínimo, dos respuestas:

1) Para cubrirse las espaldas cumpliendo alguna normativa legal que obligue a mostrar esa información.

2) Para que el usuario realmente sea consciente de las condiciones que está aceptando.

Mucho me temo que la respuesta está siempre más cerca de 1), así que se trataría de que el texto legal fuera lo menos "molesto" posible. En tal caso, creo que optaría por la solución de Caja Madrid (la c.) que evita saltos a otras páginas y ventanas emergentes, aunque deshabilitaría el botón "Aceptar" mientras no se marcara la casilla (con lo que, probablemente, sobraría el botón "Cancelar").

Si realmente el objetivo fuera que los usuarios "se enteraran" de las condiciones, habría que reescribir el texto, lo que chocaría seguramente con departamentos legales y similares.

De todas formas, ¿recordáis la parrafada que se soltaba antes al final de los anuncios de medicamentos en TV? Ahora simplemente se dice algo así como "Este anuncio es de un medicamento. Consulte con su farmacéutico."

¿Cuándo veremos un texto legal que simplemente diga "Vamos a guardar sus datos; tiene derecho a comprobar que son correctos"?

Ricardo ArocaRicardo Aroca dijo el 12 Mar 2006:

Muy pocas personas tienen el tiempo para leer el acuerdo y las que se animan a leerlo se encuentran con un lenguaje oscuro que las desanima a posteriores lecturas en procesos similares.

Creo que la opción C similar a lo ocupado en la instalación de programas de escritorio.

Omar QuispeOmar Quispe dijo el 13 Mar 2006:

AL igual que mis dos antecesores, opino que la tercera es la mejor opción, sobretodo para nuestros clientes, ya que como menciona Jordi debemos cubrirles las espaldas por si acaso y obviamente desactivar el botón de "Continuar" o "Enviar" hasta que se presione el CheckBox.

En lo que respecta al usuario, ya nos hemos acostumbrado a no leer ese tipo de mensajes, generalmente los saltamos a no ser que pensemos que son "importantes", pero esa pasa rara vez.
Yo leería esos Términos y Condiciones, si son de mi banco por su relevancia o de algún nuevo servicio poco propagado por la desconfianza, pero por lo general uno se suscribe a páginas, servicios, foros, etc. que ya tienen miles de usuarios, así es que ni pensar en "desconfiar", no me preocuparía ser uno más dentro de la bolsa.

Saludos

de ambos lados (más por el lado del cliente



Últimos tweets de Usolab

  • Ups, parece que ahora mismo no podemos mostrar nuestros tweets.

Proyectos propios

Bankimia

Bankimia es un comparador de productos financieros.

Actualmente ofrece información sobre hipotecas, depósitos bancarios, cuentas y préstamos de 42 bancos y cajas.