Saltar navegación
Contacto: (+34) 670 230 483

Usted está en: Inicio > Blog > Título de página, ¿qué formato es mejor?

Título de página, ¿qué formato es mejor?

Escrito por A. Fidalgo el 16 Sep 2005

En un proyecto en el que estamos trabajando, hemos tenido una discusión sobre el formato del título de página de un sitio web (el texto que se pone entre las etiquetas <title> y </title> y que se muestra en la parte superior izquierda del navegador).

El título suele pasar desapercibido para la mayoría de la gente, pero tiene bastante importancia en el posicionamiento de una página en los buscadores. Además, el texto del título es el que aparece destacado en la página de resultados del buscador (pudiendo influir más o menos en que el usuario lo pulse, según su atractivo), en el historial de páginas visitadas y en los favoritos guardados. De aquí la importancia de utilizar un formato adecuado.

En la discusión se planteaban básicamente dos formatos para una página de una web bancaria:

A) Nombre de la entidad : Categoría de producto : Nombre concreto del producto
B) Categoría de producto : Nombre concreto del producto : (Nombre de la entidad)

La opción A puede ser la más adecuada para localizar en una lista de favoritos. Además, sería la más conveniente para las personas que en la página de resultados de un buscador (por ejemplo, buscando un producto financiero)eligen pulsar en uno u otro según la confianza o credibilidad que tenga en una entidad. Sin embargo, este formato no es el mejor para los usuarios que pulsan en la lista desplegable del botón de volver atrás para navegar (el texto inicial sería común a muchas páginas, dificultando la localización de la página buscada). Pero, sobre todo, no sería adecuado por que en la página de resultados no sitúa la información concreta buscada por la gente al comienzo del texto, pudiendo pasar desapercibido, con la posible pérdida de oportunidad de negocio.

La alternativa B hace ver más claro y rápido en una página de resultados que encontrará el usuario si pulsa en el enlace, pudiendo atraer su atención e interés. Por otro lado, será difícil de identificaren la lista de favoritos y no atraerá el interés de las personas para las que el nombre de la entidad es un aspecto importante en su decisión de investigar más.

Echando una ojeada a varias páginas interiores de sitios de las principales entidades financieras españolas y estadounidenses nos encontramos lo siguiente:

  • De las 10 entidades españolas mayores, tres siguen aproximadamente el formato A y tres el B, dos entidades sólo muestran el nombre de la entidad y en una no se ve ningún título de página.
  • De las 10 entidades de Estados Unidos, seis siguen aproximadamente el modelo A y uno el B, dos sólo muestran el nombre del producto pero no el de la entidad y uno sólo ofrece el nombre de la entidad.
Teniendo en cuenta la usabilidad y el posicionamiento en buscadores, ¿cuál consideras que es el formato más adecuado?

Lo que sí tenemos claro es que todas las páginas deben tener un título propio y específico, y que este debe ser descriptivo de su contenido.



Comentarios (5)

Jordi SánchezJordi Sánchez dijo el 16 Sep 2005:

Personalmente veo útil que los títulos de página del sitio empiecen igual, con el nombre de la entidad, o bien una versión "abreviada" si ese nombre es muy largo.

Eso ayuda a diferenciar páginas de sitios diferentes. Por ejemplo, a menudo echo en falta un botón similar al de Atrás que te permita regresar no a la página anterior, sino al sitio anterior (habitualmente una página de resultados de Google). Puede que en un futuro los navegadores ofrezcan más funcionalidades para esa navegación "intersitios" (perdón por la palabreja).

De todas formas, incluir al principio el nombre completo de la entidad y toda la categorización puede ser excesivo. ¿Qué tal una solución mixta?: empezar por una versión (corta) del nombre de la entidad, después el título del producto, y a continuación (quizás entre paréntesis) el resto de detalles: categorización, etc.

Como siempre, la mejor solución dependerá del caso concreto. De todas formas, enhorabuena por haber conseguido llevar la preocupación por la usabilidad a esos detalles.

torresburrieltorresburriel dijo el 16 Sep 2005:

Bueno, lo cierto es que los elemtos TITLE son una de mis debilidades, ya que a menudo me tengo que pelear por logar que éstos tengan la flexibilidad suficiente como para poder controlarlos y sean útiles.

Mi punto de vista es parecido a la solución que sugiere Jordi. Apuesto por una referencia lo más breve posible a la entidad, y luego un literal descriptivo no ya del producto de turno, sino del documento, es decir, una porción de texto redactada de tal forma que abarque lo más posible el contenido de lo que se ve en la pantalla.

Obviamente hay que tener mucho cuidado con esta porción de texto, ya que en buena medida, y para ser coherentes, tendrá que ser única dentro del sitio web.

A mi me resulta complejo, pero absolutamente apasionante el trabajo con estas etiquetas :)

Jordi ParodiJordi Parodi dijo el 22 Sep 2005:

Hace unos meses leí un artículo de , donde más bien recomendaba poner el nombre de la compañia al final. O dicho de otra manera: lo más importante siempre primero.

El contexto aquí es clave. Y como siempre las g"uidelines" de usabilidad cuando se aplican a la vida real, te dejan colgado.

Jordi ParodiJordi Parodi dijo el 22 Sep 2005:

Perdón, me referia a un artículo de Gerry McGovern

Jordi SánchezJordi Sánchez dijo el 27 Sep 2005:

El artículo de Gerry McGovern debe de ser este: http://www.gerrymcgovern.com/nt/2005/nt_2005_04_11-11-SEO-tips.htm

Hay que tener en cuenta que el artículo está dedicado en especial a la optimización desde buscadores. De todas formas, veo difícil generalizar en este caso; por ejemplo, si se trata de una entidad con prestigio reconocido quizá merezca la pena incluir su nombre en el título...



Últimos tweets de Usolab

  • Ups, parece que ahora mismo no podemos mostrar nuestros tweets.

Proyectos propios

Bankimia

Bankimia es un comparador de productos financieros.

Actualmente ofrece información sobre hipotecas, depósitos bancarios, cuentas y préstamos de 42 bancos y cajas.