Saltar navegación
Contacto: (+34) 670 230 483

Usted está en: Inicio > Publicaciones > Artículos > ¿En qué página estoy?

¿En qué página estoy? El valor de las cosas simples y sencillas

Mayo 2003

Resumen: El título de página es un elemento muy simple y fácil de implementar y, a la vez, muy útil para el usuario. Su ausencia o mal diseño puede ser la causa de problemas y de esfuerzo innecesario. Los títulos de página son adecuados cuando se perciben claramente como tales y resumen su contenido.

¿En qué página estoy?, ¿es ésta la página que busco?, ¿estará en ella la información que necesito?. Estas son preguntas que se repiten constantemente los usuarios a medida que van descargando páginas del sitio por el que navegan.

Un elemento tan simple y tan fácil de implementar como el título de página es el que mejor ayuda a resolverlas. Situar un título adecuado en cada página debe ser una regla de diseño seguida siempre: reduce el esfuerzo del usuario para conseguir sus objetivos y elimina problemas frecuentes de desorientación.

Hemos visto a muchos usuarios con problemas por no existir un título de página apropiado:

  • usuarios que emplean tiempo en buscar una determinada información en una página que no la contenía.
  • usuarios abandonando una página siendo la que buscaban.

En muchos sitios web de entidades financieras es habitual encontrar un mal uso de los títulos de página. Los problemas más frecuentes en el uso del título de página en sitios web de entidades financieras son:

  • Ausencia de título en la página. Es frecuente encontrar páginas que exponen su contenido sin ningún título que lo resuma. Véase por ejemplo la página de la figura 1.

Figura 1. La página no tiene título retrasando la orientación del usuario y la comprensión del contenido que puede encontrar en la misma.





  • Localización inapropiada del título: el título no se sitúa al comienzo de la página, muchos usuarios dudaran si "cuentas" es realmente el título. Véase la figura 2.

Figura 2. La situación del título hace que no tenga aspecto de título.





  • Textos genéricos que no resumen el contenido de la página, como el de la figura 3, "características", poco descriptivo del contenido de la página.

Figura 3: El título es demasiado genérico para informar sobre el contenido de la página. La página expone las características de un tipo de hipoteca concreto, no de cualquier hipoteca.





  • Textos publicitarios que no informan del contenido real de la página, como el ofrecido en la figura 4, que hace que muchos usuarios no lo vean al ignorarlo por considerarlo publicidad.

Figura 4: El tono publicitario del título hace que sea poco descriptivo de lo que puede encontrar el usuario en la página. El aspecto publicitario disminuye la credibilidad de los usuarios y no da idea del contenido.





Resumiendo, podemos decir que un título adecuado es aquel que:

  • Visualmente aparece destacado, es rápido de percibir y se identifica como tal, situado en la parte superior del cuerpo central de la página, con una fuente más grande y/o de otro color.
  • Resume el contenido de la página claramente, de manera descriptiva y breve, con un lenguaje objetivo y comprensible para los usuarios, sin aspecto publicitario.
  • Tiene el mismo o similar contenido que el enlace que pulsó para llegar a la página.
  • Es específico de la página, con un texto propio y exclusivo que concrete lo que se puede encontrar o realizar en ella.


En la figura 5 se muestran dos ejemplos de títulos adecuados, que cumplen las condiciones expuestas.


Figura 5. Títulos de página adecuados: se reconocen como tales y resumen el contenido de la página.






Existe otro caso no mencionado que se debe vigilar: en las páginas que son pasos de una tarea o proceso se debe ofrecer el título genérico del proceso o tarea y también el título específico de la página, que resuma el paso concreto en el que se encuentra el usuario.

Hemos visto a usuarios que no se situaban dentro del proceso por no tener un título adecuado. Concretamente, usuarios que se encontraban en la página de validación de la información introducida en el paso anterior, que pensaban que estaban en la página de confirmación de la operación, es decir, en la página que les informaba de la finalización de la operación.

En la página de la figura 6 se ofrecen adecuadamente los títulos del proceso. Los usuarios perciben que están en el proceso de realizar una orden de traspaso puntual y, a la vez, se les indica en qué momento de ese proceso están, en el de confirmación de la orden.

El título general aparece en primer lugar, indicando la jerarquía de la tarea, en una fuente destacada, en negrita, y el título específico y descriptivo del contenido de la página se muestra en un color de fuente llamativo, lo que atrae la atención inmediata de los usuarios.



Figura 6: Esta página de una transacción ofrece de manera clara el proceso general en el que se está, "Orden de traspaso puntual", y el paso concreto dentro de este proceso, ""Confirmación de orden", también destacado por el color de fuente utilizado.





Este es uno de los problemas analizados en nuestro estudio 50 problemas habituales de los usuarios en sitios web de banca. Recomendaciones para su solución.


Contacte con nosotros

Si desea más información sobre alguno de nuestros servicios, envíenos un correo electrónico o llámenos al: (+34) 670 230 483

Conózcanos un poco más

Descárguese el dossier explicativo sobre nuestros servicios en formato PDF.

Blog

Actualidad en usabilidad, diseño y experiencia de usuario. Últimos comentarios en el blog:

13 Ago
¿Qué es un test de usabilidad?

2 Jul
Todo es táctil

27 Jun
Localización de los kioscos: si Mahoma no va a la montaña...

Ir al blog

Suscripción newsletter

Recibe un aviso por correo electrónico de nuestros artículos y novedades.

Borrarse como suscriptor.